Thursday, May 25, 2006

La Radiografía Panorámica en Implantología

Radiografía Panorámica

La radiografía panorámica es el método más apropiado para obtener información general de ambos maxilares y se recomienda su indicación en todo paciente odontológico. También constituye un examen indispensable en la planificación preoperatoria para implantes y en la evaluación post-operatoria.

La radiografía panorámica es una tomografía en donde el plano de corte coincide con la trayectoria curva de las arcadas dentarias. Se obtiene mediante movimientos combinados de rotación y traslación del tubo de rayos x y del receptor de la imagen (que puede ser convencional o digital). La imagen bidimensional registrada corresponde a las estructuras anatómicas localizadas dentro del plano focal, mientras que aquellas estructuras ubicadas en otros planos aparecen borrosas y tan distorsionadas que resultan irreconocibles.

Sus ventajas son: visualización amplia de estructuras anatómicas y condición del hueso alveolar, fácil disponibilidad, menor dosis de radiación (en comparación con una radiografía intraoral total) y es bien tolerada por el paciente. Sus desventajas o limitaciones son: imagen no muestra detalle anatómico fino (como sí se aprecia en las técnicas intraorales), grado de magnificación variable, presencia de artefactos por inadecuado posicionamiento del paciente, limitada valoración de los segmentos anteriores de los maxilares cuando existe sobreproyección de la columna cervical o cuando el área focal no coincide con los rebordes alveolares, superposición de superficies proximales coronarias en zona de premolares, no entrega información de cortes seccionales, dificultad para reproducir en forma exacta la posición del paciente al realizar el examen.

En implantología se acostumbra hacer mediciones en la radiografía panorámica. El clínico debe tener presente que éstas no son exactas debido que el factor de magnificación varía desde un 20% a 30% en distintas zonas de la misma radiografía, siendo mayores las diferencias en el plano horizontal. Estos porcentajes de magnificación son variables porque dependen del tamaño y la forma de la arcada dentaria, del posicionamiento del paciente al ejecutar la técnica, de la ubicación de una estructura en la arcada, de su distancia y localización respecto del plano focal. La proyección geométrica en el plano vertical está determinada por la angulación negativa del haz de rayos de -7 a -8 grados lo que significa que aquellas estructuras ubicadas hacia lingual serán proyectadas más arriba en la imagen, respecto de las vestibulares.

El radiólogo debe supervisar y controlar la calidad de las radiografías, siendo responsable de decidir si la imagen obtenida es apta o no para el diagnóstico. Para ello debe vigilar que el procedimiento de toma radiográfica se realice de manera estandarizada. Exámenes panorámicos de mala calidad pueden inducir a errores en la planificación del tratamiento.

En ocasiones la radiografía panorámica es indicada como examen único previo a la colocación de implantes en la región interforaminal de la mandíbula, limitada entre ambos forámenes mentales, pensando de que no hay posibilidad de injuria a estructuras neurovasculares a ese nivel. No obstante, según Jacobs et al este pensamiento es equivocado, debido en el 93% de los casos estudiados encontraron la presencia de la prolongación anterior o incisiva del canal mandibular. Además debe considerarse la variable morfología de la zona, que considera la posibilidad de una fosa sublingual pronunciada y la frecuente existencia de uno o más canales vasculares que se inician en forámenes ubicados en la tabla lingual próximos a la espina mentoniana. Las arterias que allí se encuentran son la rama sublingual de la arteria lingual y la rama submentoniana de la arteria facial que pueden desarrollar anastomosis y luego en su recorrido intraóseo pueden anastomosarse con ramas incisivas de la arteria alveolar inferior, constituyéndose en vasos de suficiente tamaño como para causar una severa hemorragia en caso de ser dañadas. La TC entrega información tridimensional y permite observar estas variantes anatómicas, por ello su indicación es apropiada para evaluar la zona anterior del cuerpo mandibular.

Algunos autores hacen referencia a la utilidad de otra técnica radiográfica extraoral; la telerradiografía de perfil o radiografía lateral de cráneo para evaluar la línea media anterior de ambos maxilares en pacientes desdentados. Este examen permite apreciar las relaciones intermaxilares, la altura del reborde, su dimensión y morfología vestíbulo-palatina (o lingual), el grosor de las corticales y también la angulación aproximada en que deben situarse los implantes. Una ventaja de esta radiografía es su gran disponibilidad. Sus desventajas minimizan su aporte: información limitada sólo a la línea media anterior de los maxilares en pacientes desdentados, no corresponde a un corte seccional y puede inducir a error si se interpreta como tal.

5 Comments:

At 5:37 AM, Blogger anita said...

This comment has been removed by a blog administrator.

 
At 1:10 PM, Blogger Guillermo said...

Doctor Concha:

Me interesaria conocer el nombre del paper escrito por jacobs et al
que cita en el capitulo de radiografia panoramica en implantes.

Agredeciendole de antemano se despide cordialmente de ud.

Guillermo Díaz
Alumno de Odontología
Universidad de los Andes

 
At 12:13 PM, Blogger andrea said...

HOLA QUISIERA SABER CUAL ES LA RELACIÓN DE MAGNIFICACIÓN DE UNA RADIOGRAFIA PANORAMICA

 
At 8:34 AM, Blogger Lordskorpius said...

Doctor Concha, muy buenos sus aportes, aunque quisiera conocer algo mas acerca de los Implantes Dentales

 
At 10:16 PM, Blogger alain said...

Buenas noches. Hoy me hicieron una radiografía maxilofacial y me pusieron en un aparato que tiene como una diadema para donde van los oídos. Me dolió muchísimo y quisiera saber si por lo general así se siente. Gracias.

 

Post a Comment

<< Home